8 feb. 2015

CARNICERÍA "LA MARY"

Hola, con la ola de frío y catarros que estamos pasando , hoy me he ido a la carnicería de Mari en busca del tan ansiado puchero. 

La carnicería de Mari está en mi pueblo, concretamente en la calle Baleares, un sitio céntrico de Conil. Como sabéis me gusta comprar en el pequeño comercio, porque la calidad y el trato es , en mi opinión, mejor que en las grandes superficies, además tú mismo escoges la cantidad que quieres llevarte sin necesidad de tener que comprar una bandeja entera.

Hay en esta carnicería varias cosas que me gustan  : es el típico sitio en el que quizás no haya en ese momento lo que tú buscas , y eso es porque se vende hasta que se acaba, con lo cual los productos son siempre frescos. Mari es una persona muy exigente, en lo que a higiene y frescura se refiere.

Otra cosa que me gusta es que vende productos de la localidad, como la legumbre, o los embutidos. Los despacha a granel, aunque ya ella tiene preparadas algunas bolsitas de kilo para hacer más eficiente el despacho .

En la carnicería de Mari, es muy famosa su carne picada de las hamburguesas, que lo mismo me vale para bolognesa, que para albóndigas. La receta del aliño es secreta, y la hace de pollo y de cerdo ternera. La vende a porrillo y ambas están riquísimas, también me gusta comprar los choricitos porque tiene de varias clases: picantones, no muy picantes, y los normales, o el típico de la guita verde para el potaje ó cocido.


En estos negocios locales , se convive con el día a día del pueblo, las alegrías y las tristezas de nuestros vecinos. Las personas mayores, en su trasiego mañaneo, en busca de los cuatro mandaitos, le cuentan a Mari, cómo va ese catarro , el marido enfermo,  la alegría de la recién parida o la de la premiada con el jamón de la rifa.

Yo me olvidé, como siempre, de poner la legumbre a remojar, pero sé que Mari tiene allí sus garbancillos remojados para los despistados como yo.

También le compro , a veces, el filetes de pollo empanado, su marido Antonio los aliña primero y después los empana y están buenísimos.

Aquí os presento el puchero que me preparo la Mary, en próximas entradas ya os lo publicare.

Bueno, me despido de esta carnicería con mi puchero y alguna que otra bolsa de mandaos.

Espero que os haya gustado.
Saludos y buen apetito.